IDP - International Dermatologic Product
Mi Cesta Artículos
  • Subtotal
  • Gastos de envío
  • Total

Piel seca

10% DE DESCUENTO EN MEDICAL SKIN
Bienvenido Otoño

Cuando la piel pierde agua se vuelve seca y áspera y pierde su elasticidad natural.

Para mantenerse bien hidratada la piel necesita una fina capa protectora de grasa en su superficie, que reduzca la evaporación del agua.

Con la edad, la piel tiende a ser más seca porque las glándulas sebáceas, que producen la sustancia grasa en la superficie de la piel (sebo), son menos activas.

La piel seca acentúa más las arrugas pero no afecta a su aparición ni a su formación, ya que las arrugas se deben, sobre todo, a la edad ,a factores genéticos o ambientales.y a la gesticulación excesiva

Causas de la piel seca

La deshidratación de la piel depende de muchos factores: la edad, el clima frío y seco, la polución del ambiente y la exposición excesiva a la calefacción, al sol o al viento. 

Los baños con agua muy caliente y el uso frecuente de jabones también quita a la piel parte de su capa protectora. 

La piel tiene sobre su superficie una delgada película protectora compuesta por una mezcla de sustancias grasas y agua. Las grasas proceden principalmente del sebo producido por las glándulas sebáceas. El agua se extrae del sudor producido por las glándulas sudoríparas y del agua presente en la atmósfera. 

Cuando esta película protectora natural se altera, la piel se seca porque el agua que contenía empieza a evaporarse de forma acelerada. La función de la crema hidratante consiste en mantener esa barrera protectora que permite que la piel permanezca hidratada.

Síntomas que presentan las pieles secas

Los principales síntomas que se observan en las pieles secas son los siguientes:

  • Tirantez 
  • Piel áspera al tacto
  • Picazón
  • Grietas
  • Enrojecimiento
  • Descamación

La piel puede deshidratarse independientemente de sus características originales: gruesa o delgada, sensible o no, reactiva o no. Incluso una persona con piel grasa puede tener la piel seca en ciertos momentos o zonas del cuerpo. Con la edad, la piel tiende a estar más seca, especialmente en las mujeres. Esta tendencia se acentúa después de la menopausia.

Factores de riesgo

  • Las temperaturas muy frías, esto explica que la sequedad de la piel empeore durante el invierno.
  • Climas cálidos y secos. En zonas desérticas las temperaturas elevadas reducen la humedad en más del 10%, por lo que la piel se seca rápidamente.
  • El viento.
  • La excesiva exposición al sol. El daño del sol no se limita a secar las capas superficiales de la piel. Los rayos del sol (UVA y UVB) también contribuyen al envejecimiento prematuro, ya que afectan a la estructura  interna de la piel y contribuyen al riesgo de sufrir cáncer de piel.
  • La calefacción, ya que reduce la humedad ambiental.
  • Los baños frecuentes y largos con agua caliente, ya que el agua caliente disuelve algunas de las sustancias grasas de la superficie de la piel.
  • Contacto de la piel con jabones o productos de limpieza para el hogar muy agresivos, así como el uso de perfumes o maquillaje.
  • Sesiones habituales de natación, especialmente en agua que contenga mucho cloro.
  • Consumo insuficiente de agua.
  • Consumo excesivo de alcohol, debido a su efecto diurético (aumenta la eliminación de líquidos).

Consejos para prevenir las pieles secas

  • Es preciso mantener un buen nivel de humedad dentro del hogar. Si es necesario, puede usarse un humidificador.
  • Es muy importante beber suficiente agua todos los días para mantener una buena hidratación corporal. Se recomienda beber diariamente aproximadamente 8 vasos (2 litros), entre el agua y bebidas variadas (zumos, caldos, té, café). Esta cantidad es aproximada, ya que la necesidad de agua puede variar de un individuo a otro, dependiendo de su actividad física y su alimentación. Por ejemplo, las personas que comen muchas frutas y verduras satisfacen gran parte de sus necesidades de agua. Según la mayoría de los expertos, esta cantidad de líquido garantiza al cuerpo la hidratación que necesita para todas sus funciones básicas, incluida el cuidado de la piel.
  • Evita el consumo de grandes cantidades de bebidas que contengan cafeína. El exceso de cafeína aumenta la eliminación de líquido por la orina (efecto diurético). 
  • Utiliza guantes cuando haga frío.
  • Protégete del sol, aplicando un protector solar y cubriendo la piel con ropa ligera. 
  • Usa guantes de goma para hacer las tareas domésticas en las que utilices detergentes y limpiadores del hogar, ya que suelen contener ingredientes muy agresivos para la piel.
  • Para mantener su piel sana hay que dormir suficientes horas, evitar el consumo de tabaco y alcohol y controlar el estrés.

Crema hidratante piel seca

Para contrarrestar la sequedad de la piel es necesario el uso regular de lociones o cremas hidratantes. La aplicación de una buena crema hidratante es la forma más eficaz de rehidratar la piel. Además, también ayuda a mejorar la suavidad y la apariencia tersa y joven de la piel. 

La crema hidratante para piel seca se compone de una película de agua y sustancias grasas que cubren la piel de forma natural. Lleva, por tanto, una porción acuosa y una porción oleosa. Además de agua y aceite, se le suele agregar un emulsionante para dar consistencia y uniformidad a la crema. Algunos productos contienen también pequeñas cantidades de vitaminas o extractos de plantas con propiedades hidratantes. Los conservantes también se encuentran en la mayoría de los productos.

Cuanto más consistente sea la crema, mayor será su contenido en grasa y menor su contenido en agua. La mayoría de las cremas son más livianas que aceitosas. Ello se debe a que el agua es el ingrediente principal de una crema hidratante, mientras que el contenido en aceite generalmente varía entre un 15% y un 30%.

En comparación con las cremas, las lociones hidratantes se aplican con más facilidad, al igual que ocurre con los aceites, geles, fluidos y serums.

Para la piel seca de la cara hay que optar siempre por productos todavía más ligeros, ya que un excesivo contenido en grasas obstruiría los poros.
 

Cómo aplicar las cremas hidratantes

Aplica de forma regular una buena crema hidratante por todo el cuerpo. Se recomienda su aplicación después del baño o la ducha ya que, de este modo, se retiene mejor la humedad. Para evitar que se seque la piel de las manos, se recomienda hidratarlas varias veces al dia  sobre todo  después de lavarlas. 

Incluye en tu rutina diaria la aplicación de un buen gel hidratante, especial para la piel seca de la cara.

Además del uso habitual de la crema hidratante, se recomienda evitar el baño y la ducha con agua muy caliente. Es preferible usan agua tibia e incluso un poco fría. En períodos de frío extremo, hay que limitar la duración del baño o la ducha a un máximo de quince minutos. Agregar un aceite al agua del baño también ayuda a evitar que la piel se seque. 

Muchos jabones destruyen la película protectora natural que cubre la piel. La mayoría de los jabones antibacterianos y los productos perfumados tienden a secar la piel debido su excesivo contenido en alcohol. Por ello, se recomienda optar siempre por geles de baño o jabones de ducha que contengan sustancias hidratantes y que sean naturales como los de nuestra gama IDP Nature.