IDP - International Dermatologic Product
Mi Cesta Artículos
  • Subtotal
  • Gastos de envío
  • Total

Cuidado de la piel

10% DE DESCUENTO EN MEDICAL SKIN
Bienvenido Otoño

El órgano más extenso de nuestro cuerpo merece una especial atención por eso aquí te hablaremos de algunas de las claves del cuidado de la piel.

La piel es la envoltura natural del cuerpo. Soporta condiciones que la mayoría de los órganos y tejidos no podrían tolerar. Además, desempeña varias funciones para el bien del organismo. Entre otras cosas, lo protege de los agentes infecciosos que prosperan en el ambiente, mantiene estable su temperatura y actúa como un filtro que solo permite el paso a las sustancias benéficas. Sin duda, la piel cumple un papel fundamental.

¿Por qué es importante el cuidado de la piel?

Cuando el cuidado de la piel no es el adecuado esta luce amarillenta y sombría, tiende a mancharse y a perder elasticidad. Asimismo, las arrugas aparecen a temprana edad y se marcan más. Sin embargo, una epidermis en buen estado posee un tono uniforme, se ve fresca y tiene un brillo natural. 

La buena apariencia y la salud cutáneas están muy relacionadas entre sí. Problemas dermatológicos como el acné, las erupciones, y otras enfermedades e infecciones podrían ser un indicativo de que no estás cuidando tu piel como se debe.

El cuidado de la piel depende de las necesidades de cada individuo. A algunos les molesta tener la piel seca o grasa. Otros padecen de una combinación de ambos problemas, una condición conocida como piel mixta. Y todos queremos estar bien protegidos de los dañinos rayos solares. Afortunadamente, existen productos para el cuidado de la piel que te ayudarán a protegerla y mantenerla sana y en buen estado.

Diferencias entre el cuidado cosmético de la cara y el resto del cuerpo

La piel de la cara no ofrece tanta protección contra los agentes dañinos como la del resto del cuerpo debido a que está compuesta por capas más finas de células. Además, el cutis facial y el del cuello es particularmente delgado, lo que contribuye a que las arrugas sean más notorias. Y aunque hay glándulas sebáceas en toda la piel, hay una mayor proporción de estas en la cara. Entender las diferencia fundamentales entre estas dos áreas es el primer paso para elegir el mejor tratamiento para el cuidado de la piel.

Un humectante para el cuerpo puede resultar muy grasoso para la cara y obstruir los poros. Al mismo tiempo, los productos para el cuidado de la piel del rostro están diseñados para hacer frente a condiciones más específicas. Así, encontramos tratamientos para una epidermis sensible, para combatir el acné, para ocultar las imperfecciones o para atenuar las arrugas, entre otros.

Cómo cuidar la piel del sol

El sol emite rayos ultravioleta que pueden ocasionar diversas alteraciones, quemaduras, arrugas prematuras e incluso cáncer en la piel. De ahí la importancia del cuidado de la piel contra la radiación, especialmente cuando tenemos planeado pasar mucho tiempo al aire libre durante un día soleado.

Hay dos tipos de rayos ultravioleta dañinos para la piel: los UVB y los UVA. Todos los bloqueadores protegen contra los UVB, causantes de quemaduras. Pero solo los que poseen la etiqueta “amplio espectro” en el envase filtran la radiación UVA, reduciendo considerablemente las posibilidades de que esta ocasione cáncer de piel y envejecimiento prematuro.

Es importante que conozcamos el factor de protección solar (FPS) adecuado para nuestro tipo de piel. La protección oscila entre baja a ultra, cuanto más alta sea el FPS mayor protección nos proporcionará ante la radiación ultravioleta.

Para escoger el factor de protección adecuado debemos conocer nuestro fototipo (capacidad natural de resistencia ante la radiación solar que va desde el 1 albinos al 6 negros). Los fotoprotectores pueden ser de protección baja de 2 a 6, media de 8 a 12, alta de 15 a 25, muy alta de 30 a 50 y ultra para aquellos de más de 50, emplearemos el adecuado a nuestro fototipo.

Igualmente debemos aplicarlos de forma correcta, cada dos horas de exposición solar hay que repetir la aplicación, debemos aplicarlos en todas las zonas expuestas al sol e igualmente repetir la aplicación después de habernos metido en el agua o haber sudado mucho.

Productos para el envejecimiento cutáneo

Aunque existen métodos para el cuidado de la piel que combaten todos los signos del envejecimiento a la vez, si tienes un problema muy desarrollado te recomendamos adquirir un producto específico para combatir los signos de envejecimiento. Utiliza por ejemplo un humectante diseñado para reducir la sequedad por la edad, otro para suavizar las arrugas y uno más que se especialice en la eliminación de las manchas. De igual manera no vale cualquier producto, escoge una crema o loción contra los efectos del envejecimiento realizado por dermatólogos que son los que mejor saben qué activos y componentes tratan mejor cada afección.

Puesto que la mayoría de los cambios en la piel están relacionados con la exposición solar a lo largo de los años, un buen protector puede ser de gran ayuda para impedir que la radiación ocasione un mayor daño en la piel y te haga parecer mayor de lo que eres.

Cómo cuidar la piel mixta

La piel mixta se presenta principalmente en la cara. La mayoría de la gente que la padece tiene grasosa la zona de la frente, la nariz y el mentón y seca el área de las mejillas, la mandíbula y la línea del cabello. Actualmente no se ha desarrollado un producto cuya fórmula acabe con todos los síntomas de la piel mixta.

La máxima “divide y vencerás” aplica especialmente en el tratamiento de este problema cutáneo. Lo primero que tienes que hacer es identificar bien qué áreas de tu rostro son grasas y cuáles son secas. A continuación, aplica un humectante o un emoliente en la piel seca. El siguiente paso consiste en eliminar la oleosidad del resto de la cara con un gel, espuma o loción con propiedades absorbentes.

Cómo cuidar la piel seca

Cualquier parte del cuerpo es propensa a sufrir deficiencias de hidratación. La sequedad se ve y se siente. Quienes la padecen se quejan de sufrir de picor constante y de tener agrietamientos, arrugas más marcadas, una apariencia apagada y aspereza en la piel.

Para lograr que la epidermis tenga la humedad que necesita, los dermatólogos sugieren aplicar cremas o ungüentos hidratantes en la zona afectada, especialmente tras la ducha o después de lavarse las manos.

En el mercado existen una gran cantidad de productos para el cuidado de la piel seca con ingredientes humectantes como aceite de oliva, aceite de jojoba, manteca de karité, glicerina, petrolato, entre otros. Para los labios resecos, nada mejor que aplicar un bálsamo labial.

Cómo cuidar la piel grasa

Como mencionamos antes, el rostro tiene una mayor concentración de glándulas productoras de grasa. Aunque se trata de una función necesaria para lubricar y proteger la piel, la oleosidad excesiva facilita la proliferación de bacterias, la acumulación de suciedad y la aparición de imperfecciones. 

El método más efectivo para controlar la producción desmedida de grasa, consiste en aplicar una combinación de productos para combatir la piel grasa:

  • Limpiador suave: cerciórate de que sea soluble en agua y que no deje capa al enjuagar.
  • Tónico libre de alcohol con antioxidantes: su función es humectar la piel para que el cuerpo no tenga necesidad de generar tanta grasa.
  • Exfoliante: se encarga de reducir la acumulación de piel muerta, un problema habitual en la piel grasa. De esta manera, los poros se liberan y se limita la formación de acné y de puntos negros.
  • Productos absorbentes: la industria de la belleza ha creado distintos artículos con propiedades absorbentes: cremas, servilletas, mascarillas, etc.

Además de utilizar los productos para el cuidado de la piel adecuados, un cuidado de la piel requiere que te alimentes de forma apropiada, adoptes buenas medidas de higiene y evites la exposición solar prolongada. Sin duda, es mucho lo que puedes hacer para disfrutar de una piel radiante y, sobre todo, saludable.

Si estás buscando los mejores productos para el cuidado de la piel, IDP te ofrece una gran selección testada y verificada por dermatólogos y farmacéuticos expertos en dermatología. También puedes ver nuestros productos para el cuidado del cabello así como complementos alimenticios.