IDP - International Dermatologic Product
Mi Cesta Artículos
  • Subtotal
  • Gastos de envío
  • Total

Facial

10% DE DESCUENTO EN MEDICAL SKIN
Bienvenido Otoño

Seguramente ya utilices a diario una crema facial o un producto similar como un gel, un serum o una loción.

El rostro es una de las partes del cuerpo que suele exponerse más a las inclemencias del tiempo, a agentes contaminantes y a diversos tipos de maquillajes. Caminar por la ciudad supone una exposición continua a rayos solares, partículas de polvo y humos provenientes de los vehículos. Además, muchas mujeres usan a diario maquillaje. Todo esto puede afectar  tu cutis y hacerlo susceptible a un envejecimiento prematuro, también, acné, manchas y demás afecciones pueden ser derivadas de un mal cuidado del rostro. Por tal motivo, cuidarlo con productos especializados es una necesidad.

 

Cuidados para el rostro

El paso del tiempo y tu estilo de vida son dos factores que pueden reflejarse rápidamente en tu rostro si no se le aplica un cuidado especializado. Una piel del cutis firme, luminosa y llena de vida, es posible con rutinas de cuidado diario que eliminen de tu rostro impurezas y le permitan hidratarse y respirar adecuadamente. 

¿Cómo cuidar el rostro? Todo comienza por la mañana con una pequeña limpieza que elimine toxinas que sean desechadas durante la noche. Luego una loción de uso diario y protector solar pueden ser tus acompañantes durante el día. Si te gusta el maquillaje puedes colocarlo sobre tu protector solar, pero nunca olvides el fotocontrol, es muy importante. 

Al llegar a casa comienza uno de los momentos más importantes del cuidado del rostro. Es el momento ideal para retirar cualquier cosmético y realizar una limpieza profunda. De igual manera, es el momento perfecto para nutrir el rostro con tratamientos específicos como un serum. Con un cuidado especializado tu piel lucirá sensacional y el paso del tiempo será imperceptible, incluso podrás lucir mucho más joven

 

Limpieza facial: un procedimiento muy importante para tu rostro

Existen dos palabras claves que surgen como resultado de una buena limpieza facial, uniformidad y luminosidad. Estas dos características se van perdiendo con el paso del tiempo y un estilo de vida donde se exponga al rostro a la contaminación ambiental. Los residuos que generan el uso del maquillaje e incluso la grasa que produce nuestra propia piel pueden ser también factores que afecten a nuestra cara. Una obstrucción continuada de los poros dificulta su respiración como también compromete la absorción de nutrientes. 

De acuerdo con los cosméticos utilizados durante el día, y el estilo de vida de cada persona, se pueden programar rutinas de limpieza sencillas diariamente y una limpieza profunda una vez cada semana. Para aquellas personas que utilicen bastante maquillaje a diario es necesario que esta limpieza se haga todos los días. Para ello lo mejor es utilizar productos específicos que eliminen totalmente cualquier residuo de maquillaje y además favorezcan el cuidado de la piel. Recuerda que la piel del cutis puede ser susceptible de diversos tratamientos, por tanto, solo utiliza productos especializados como por ejemplo nuestros jabones efecto mascarilla naturales con esponja dérmica que aportan hidratación y nutrición a tu piel al mismo tiempo que te permiten utilizarlos como jabón desmaquillante o limpiador facial.

Una buena limpieza de cutis descongestionará los poros y brindará condiciones propicias para una correcta oxigenación y nutrición de la piel del rostro. Hacer del cuidado facial un hábito es la clave para lucir una piel radiante, uniforme y llena de vitalidad.

 

Protección frente a los rayos ultravioletas A y B

Los rayos solares pueden ser parte de los factores más perjudiciales para tu piel. Actúan de forma agresiva y son un elemento oxidante que acelera el envejecimiento. Durante el verano, los rayos ultravioletas A y B son muy fuertes, es una temporada donde se recomienda la utilización de un protector solar eficiente y duradero con un alto factor de protección. En el invierno, los rayos solares suelen ser menos fuertes, pero igual son perjudiciales y ocasionan envejecimiento prematuro por lo que usar un fotocontrol en cualquier época del año te ayudará a mantener una piel sana y joven.

Además, los rayos solares son uno de los principales causantes de manchas y oscurecimiento de los lunares. Utilizar protector solar diariamente cuidará tu salud y contribuirá a que consigas un cutis más fresco y juvenil.

 

Mascarilla facial: múltiples beneficios en un solo producto

Este producto puede estar formulado para brindar múltiples beneficios. Una mascarilla facial puede limpiar, exfoliar, hidratar y nutrir. De acuerdo con sus ingredientes y principios activos puede cumplir innumerables funciones. Las mascarillas son un producto ideal para mimar tu rostro. En IDP contamos con uno de los productos más novedosos. Estamos hablando de nuestro jabón efecto mascarilla con aloe vera o nuestro jabón efecto mascarilla anti acné con aceite de pepino. Ambos son naturales, sin parabenos, elementos químicos ni conservantes para cuidar tu piel de manera natural. El primero de ellos remueve impurezas y facilita la eliminación de manchas. El aloe vera es excelente para restaurar la piel y hacerla lucir como nunca. El segundo proporciona una limpieza extraordinaria del rostro y a su vez nutre e hidrata el cutis. Las propiedades del pepino también cumplen funciones antiacné, al liberar los poros de obstrucciones facilitan una mejor respiración y eliminación de toxinas.

 

¿Qué es un serum facial?

El serum es un producto concentrado en nutrientes, diseñado bajo una fórmula que facilita su penetración en la piel con mayor facilidad. Cualquier crema facial para ejercer su función puede llegar a penetrar hasta la epidermis, la capa más superficial. En cambio, el serum facial es capaz de penetrar hasta la dermis y realizar una labor compleja de restauración y nutrición. A partir de los 30 años el paso del tiempo comienza a notarse en la textura de la piel así como en su luminosidad y esta se vuelve menos sedosa. Los serums son ideales para transportar nutrientes antiedad hasta las capas más profundas del rostro proveyendo un efecto inigualable, visible rápidamente y muy duradero. Es recomendable utilizar serum facial desde edades tempranas y así prevenir los efectos adversos del paso del tiempo, los rayos solares y la contaminación ambiental.

Los serums poseen una textura fluida que penetra eficazmente en la piel, durante su uso solo se requieren tres o cuatro gotitas. Con un suave masaje proveerás a tu cutis de un concentrado de nutrientes que lo hará lucir genial. Por eso, aunque a veces los serum vengan en pequeños frascos y nos pueda parecer que tienen poca cantidad lo cierto es que duran mucho tiempo.

 

Cómo deben usarse las cremas faciales

Existe una gran variedad de cremas para el cuidado del rostro, siempre podrás encontrar una que se adapte a tus necesidades. Para cuidar de tu rostro adecuadamente puedes optar por una crema facial diurna y una nocturna. Es recomendable que las cremas faciales para usar durante el día estén diseñadas para brindar protección, mientras que las cremas faciales para utilizar durante la noche deben estar formuladas para proporcionar nutrientes que hidraten y restauren tu piel. De este modo, le darás a tu cutis cuidados que se transformarán en mayor vitalidad y retrasarán el envejecimiento. De igual manera, no siempre tiene por qué ser una crema, puedes optar por una loción, un serum, un gel de hidratación o una emulsión.