IDP - International Dermatologic Product
Mi Cesta Artículos
  • Subtotal
  • Gastos de envío
  • Total

Blog

  • Inicio /
  • Blog /
  • Lupus: qué es y cómo afecta a nuestra piel
Lupus: qué es y cómo afecta a nuestra piel
21 Ago

Lupus: qué es y cómo afecta a nuestra piel

El lupus es una enfermedad autoinmune y crónica que puede afectar a la piel, a las articulaciones, al cerebro, a los pulmones o a los riñones. Además, los vasos sanguíneos pueden ocasionar una inflamación a nivel general y que se dañen los tejidos de los órganos que se encuentran afectados por la enfermedad.

¿Qué tipos de lupus existen?

El lupus más habitual se llama lupus eritematoso sistémico, LES, que se extiende a muchas partes del cuerpo. Pero además hay otras clases, como estas:

  • Lupus cutáneo. Provoca diferentes erupciones y lesiones en la piel. Suelen aparecer cuando la persona se expone al sol.
  • Lupus inducido por medicamentos. Es parecido al LES y es causado por una reacción extrema a algunos medicamentos. Lo normal es que una vez que se suspende el tratamiento todos los síntomas desaparezcan, aunque en ocasiones persisten.
  • Lupus neonatal. Este tipo de lupus lo sufren los bebés cuando reciben de su madre los autoanticuerpos del LES. Lo cierto es que los problemas relacionados con la piel, la sangre y el hígado suelen desaparecer antes de los seis meses. Sin embargo, el bloqueo cardíaco congénito necesitará ser tratado y será preciso colocar un marcapasos.

¿Cómo afecta al lupus a la piel?

Como decíamos en el apartado anterior una de las formas de lupus más frecuente es el cutáneo. A continuación, te mostramos algunos tipos de esta enfermedad:

  • Lupus cutáneo crónico. También se conoce como lupus discoide. Surgen lesiones circulares que tienen forma de disco. Suelen darse en la cara y en el cuero cabelludo, aunque pueden aparecer en otras zonas. Un 10 % de todos los pacientes llegarán a desarrollar lupus en otros órganos. Las lesiones suelen ser gruesas, con escamas y rojas. En la mayoría de los casos no ocasionan ni dolor ni picor. Con el transcurso del tiempo las lesiones pueden terminar produciendo cicatrices y que la piel pierda color. Cuando aparece en el cuero cabelludo puede provocar que se caiga el pelo de manera permanente. Las lesiones que se mantienen en el tiempo pueden acabar causando cáncer.
  • Lupus cutáneo subagudo. Las lesiones de este padecimiento pueden surgir en forma de zonas de piel con escamas de color rojo que tienen los bordes bien definidos, también como lesiones rojas que tienen la forma de anillo. Lo habitual es que salgan en las partes del cuerpo que más están expuestas al sol. Por norma general no causan picor, pero sí suelen tener como efecto la pérdida de color en la piel.
  • Lupus cutáneo agudo. Se da cuando el lupus sistémico está activo. La manera más habitual es una erupción similar a la de una quemadura solar. Otra manera en la que se presenta la lesión es como una erupción con forma de alas de mariposa que aparece sobre las mejillas y el puente de la nariz. Pero también puede surgir en otras zonas, como en el cuerpo, los brazos o las piernas. No suele dejar cicatrices, pero sí puede ocasionar alteraciones en el color de la piel.

¿Qué otros problemas en la piel puede ocasionar el lupus?

El lupus puede ocasionar otros problemas en la piel, como repasamos en los siguientes puntos:

  • Calcinosis. La calcinosis es un problema causado porque se acumulan depósitos de calcio bajo la piel. En este caso estos depósitos pueden ocasionar dolor y supurar un líquido blanco. Puede ser una reacción a inyectarse esteroides o como consecuencia de una insuficiencia renal.
  • Vasculitis cutáneas. Este tipo de lesiones aparecen cuando la inflamación daña los vasos sanguíneos de la piel. Al paciente le salen pequeñas manchas de color rojo en las piernas. También pueden adoptar otras formas. La vasculitis puede ocasionar la aparición de úlceras o de manchas negras de pequeño tamaño. Hay que tener en cuenta que en algunos casos puede producir gangrena.
  • Alopecia. La pérdida de pelo puede ser una consecuencia de la aparición de cicatrices en el cuero cabelludo. Hay que tener en cuenta que en los casos más graves de lupus se puede perder el pelo de manera temporal. Lo habitual es que pasado el tiempo el paciente recupere de nuevo el pelo. No se puede olvidar que el lupus hace que el pelo esté más frágil lo que conlleva que se pueda romper con facilidad.
  • El fenómeno de Raynaud. En este caso la enfermedad afecta a los vasos sanguíneos de las manos y de los pies. Una de las consecuencias es que cuando están expuestos al frío cambie el color de las puntas de los dedos, además puede ocasionar dolor.
  • Livedo reticularis. Está relacionado con un flujo sanguíneo anormal que causa unas manchas azuladas bajo la piel, sobre todo de las piernas.
  • Petequias. Se trata de pequeños puntos rojos en la piel, sobre todo en las piernas.

Ahora ya sabes cómo afecta el lupus a la piel.

¡Comparte esta noticia!