IDP - International Dermatologic Product
Mi Cesta Artículos
  • Subtotal
  • Gastos de envío
  • Total

Blog

  • Inicio /
  • Blog /
  • Alimentos beneficiosos para la piel
HASTA 20% DE DESCUENTO
¡REMATE FINAL!
Alimentos beneficiosos para la piel
20 Dic

Alimentos beneficiosos para la piel

El órgano más extenso del cuerpo requiere de una correcta nutrición. Hoy te hablaremos de los alimentos beneficiosos para la piel.

La piel es de vital importancia. Protege nuestro cuerpo de las agresiones externas actuando como una barrera anatómica que la convierte en la primera línea de defensa del cuerpo contra patógenos y daños del medio ambiente. También actúa como aislante y favorece la síntesis de vitamina D cuando se expone al sol con moderación. En este órgano se manifiestan las sensaciones debido a que contiene una variedad de terminaciones nerviosas que se activan al calor y al frío, al tacto, a la presión, a la vibración y a las lesiones. 

Mediante la termorregulación, la piel regula la temperatura corporal. El sudor al evaporarse disminuye el calor y los vasos sanguíneos dilatados liberan calor; en tanto que el flujo sanguíneo cutáneo se reduce cuando los vasos sanguíneos disminuyen por el frío, lo que da lugar a la conservación del calor interno. Este órgano protege el cuerpo de la pérdida excesiva de líquido al ofrecer una barrera semi-impermeable.

El hecho de ser el órgano externo de nuestro cuerpo convierte a la piel en blanco de muchos ataques del medio. Se puede maltratar, afear y envejecer más rápido si no se cuida lo suficiente. Por eso, y por ser el único órgano visible, necesita y merece un cuidado especial. La alimentación es fundamental para lograr este cuidado. 

Importancia de los alimentos para la piel

Hay muy buenas lociones cuyos ingredientes y fórmulas permiten que la piel las absorba para lograr diversos fines útiles, tales como la reparación, hidratación, la nutrición o el rejuvenecimiento. Sin embargo, también se puede lograr que la comida actúe a favor de la piel cuando los alimentos se escogen, no solo por su sabor, sino también por sus beneficios. 

Algunas vitaminas, minerales y otros nutrientes tienen el poder de dar a la piel un mejor aspecto para lucir más bella, joven y saludable. Es imposible no beneficiarse de una buena alimentación; y sobre todo es imposible que no se note rápidamente. No solo se previenen enfermedades, sino que el deterioro se revierte, pues a veces las afecciones de la piel pueden ser una manifestación de un régimen nutricional deficiente. 

Son muchos los alimentos ricos en nutrientes como las vitaminas, los minerales y los antioxidantes que favorecen la piel. Consumidos en cantidades suficientes ayudan a mantener una piel sana, a lucir mejor; incluso a sentirse mejor y a ralentizar el envejecimiento, pues no solo se trata de verse mejor, sino de gozar de una buena salud

Los principales alimentos para la piel

En el cuidado de la piel destacan determinados tipos de nutrientes. Podemos comenzar con las vitaminas A, B, C, E y K. Algunos minerales también son apropiados: el cobre, el selenio y el zinc. Entre los antioxidantes destacan el ácido alfa lipoico, el dimetilaminoetanol (DMAE) y el ácido hialurónico. Otros nutrientes no menos importantes son los ácidos grasos esenciales (AGEs). 

A continuación, haremos una breve referencia a estos nutrientes y a los alimentos que los contienen, no sin antes mencionar la buena noticia: con frecuencia un mismo alimento contiene varios nutrientes. Por eso, una buena selección del menú puede ser muy satisfactoria sin necesidad de forzar la dieta. Los alimentos que vamos a citar sirven para preservar o restablecer la salud de una manera integral; aunque aquí nos centraremos en sus beneficios sobre la piel. 

Vitaminas

Vitamina A 
La ausencia de vitamina A es inmediatamente notoria en la piel. Cuando aparecen síntomas como los de la tez seca y escamosa, quizá se deba a la deficiencia de esta vitamina. Ella es necesaria para mantener y reparar la piel y se puede encontrar en abundancia en frutas, vegetales y otros alimentos. 

Los alimentos con contenido de vitamina A son muchos. Los de mayor concentración de esta vitamina son los siguientes: batata, zanahoria, atún, espinaca, lechuga, pimientos rojos, brócoli y pomelo. 

Vitamina B: biotina y niacina 
En lo que a la piel se refiere, la vitamina B más importante es la biotina, (también llamada vitamina H, vitamina B7 o vitamina B8). Este nutriente forma la base celular de la piel, las uñas y el cabello. El organismo produce biotina, pero también se puede aprovechar en una gran variedad de alimentos. Está presente en el hígado vacuno, huevo, pescado azul, guisante, plátano, tomate, levadura de cerveza, fresa, soja, fruto seco (almendra, cacahuete, nuez, pistacho), salmón, cereal integral, aguacate, coliflor, cebolla y zanahoria. 

Esta vitamina hace que la piel se vea brillante y saludable en poco tiempo, a la vez que hidrata las células. Su deficiencia puede provocar dermatitis, o incluso la pérdida del cabello. 

Por otra parte, la vitamina B3 o niacina se encuentra también en una enorme cantidad de alimentos, tales como el atún de aleta amarilla, la pechuga de pollo magra, la chuleta de cerdo magra, el filete de falda de ternera, el hongo portobello, el cereal integral, el cacahuete asado seco, el aguacate, el guisante verde o la batata. Es útil en la retención de humedad de la piel y posee propiedades antiinflamatorias que combaten la sequedad y la irritación de la misma.

Combinadas, las propiedades de la biotina y de la niacina hacen que la piel se vea más joven y saludable. 

Vitaminas C y E 
La vitamina C puede hallarse en alimentos como el pimiento, kiwi, fresa, naranja, papaya, brócoli, tomate o col rizada. 

Otro grupo de alimentos es rico en vitamina E. Entre estos la semilla de girasol, la almendra, el aguacate, la espinaca, el kiwi, el brócoli, la trucha, el aceite de oliva y la gamba. 

Ambas vitaminas (C y E), combinadas, sirven sobre todo para contrarrestar los efectos perniciosos del sol y las quemaduras solares. Previenen, por ejemplo, los casos extremos de cáncer de piel, pues actúan contra los factores que atacan y dañan el ADN. Aminoran los efectos de los radicales libres, la contaminación y el humo. 

Particularmente la vitamina E también previene las arrugas y mejora la textura epidérmica. Sin embargo, es necesario tener precaución, pues la vitamina E puede ser perjudicial si se sobrepasa la dosis correcta. 

Vitamina K
La vitamina K ayuda a coagular la sangre. Interviene en la cicatrización y en el alivio de las contusiones. Después de una cirugía con láser, esta vitamina reduce significativamente los hematomas. Las vitaminas A, C, E y K actúan juntas en la reducción de las ojeras y en la disminución de las arrugas. Este nutriente puede hallarse en col rizada, brócoli, coles de Bruselas, repollo, pepino, pepinillo, espárrago, judía y lechuga. 

Minerales

Cobre 
La presencia del cobre en los alimentos, como la del zinc, es tan abundante, que se recomienda precaución en el consumo de suplementos de este nutriente. Su deficiencia en el organismo es rara. El cobre reafirma la piel; y también ayuda a restablecer y a mejorar su elasticidad y grosor. 

Los siguientes alimentos contienen cobre: ostra, col rizada, champiñón, semilla de sésamo o ajonjolí, nuez, garbanzo, ciruela, aguacate y queso de cabra blando. También está presente en las siguientes frutas: aguacate, moras, granada, kiwi, uva y olivo. Así como en los siguientes vegetales: champiñón, patata cocida con piel, brotes de soja crudos, hoja de nabo cruda, hoja de achicoria cruda, hoja de cilantro cruda, haba cocida y hoja de remolacha cruda. 

Selenio 
Este mineral, principalmente cuando actúa con el cobre, sirve para proteger la piel frente a la radiación ultravioleta. Puede reducir el riesgo de sufrir quemaduras tras pasar algún tiempo bajo el sol. Por eso se está estudiando científicamente la importancia del selenio para prevenir el cáncer en la piel. 

Las mejores fuentes dietéticas de selenio incluyen nuez de Brasil, atún de aleta amarilla, ostra, chuleta de cerdo magra, filete de falda de ternera, pechuga de pollo magra, tofu firme, pasta integral, gamba, seta shiitake. También se encuentra en el ajo, los huevos y en cereales integrales. 

Zinc 
Este mineral ayuda a controlar la producción de grasa, por eso es importante para combatir el acné, tanto para prevenirlo como para tratarlo cuando ya se padece. A veces la causa del acné podría ser una deficiencia de zinc. 

La enorme cantidad de fuentes de zinc incluye ostra, filete de falda de ternera, muslo de pollo, tofu firme, chuleta de cerdo magra, lenteja, yogur bajo en grasa y harina de avena. Entre las frutas abunda en aguacate, mora, granada, frambuesa, guayaba, melón, albaricoque, kiwi y arándano. Además, está presente en varios vegetales: seta shiitake, guisante, espinaca, brotes de lenteja, espárrago, hoja de remolacha, maíz dulce y brócoli. 

Antioxidantes

Ácido alfa lipoico 
Es un poderoso antioxidante, mucho más potente que las vitaminas C o E. Es un gran refuerzo para ayudar a controlar el envejecimiento. Protege las células para ayudar a neutralizar el daño celular causado por los radicales libres, tal como hacen las vitaminas C y E. También ayuda a otras vitaminas a trabajar de manera más efectiva en la reconstrucción celular de la piel maltratada o estropeada por agresiones ambientales, como el humo y la contaminación. 

Un selecto conjunto de alimentos, como el riñón, el hígado, el corazón, el brócoli, el tomate y la espinaca, son ricos en este antioxidante. 

Dimetilaminoetanol (DMAE)

El dimetilaminoetanol (DMAE) es otro poderoso antioxidante. Tiene una fuerte acción contra los radicales libres. Funciona principalmente anulando su poder para dañar el tejido celular de la piel. Ayuda a estabilizar las membranas de las células para que soporten mejor las agresiones del sol y el humo del cigarrillo. Además, previene la formación de lipofucsina, ese pigmento marrón que va apareciendo en la piel con la edad. El alimento por excelencia con DMAE es el salmón salvaje. 

Ácido hialurónico

Este nutriente tiene como función principal la lubricación de las articulaciones. Así los codos, las rodillas y los dedos de las manos y de los pies se pueden mover con facilidad. También desempeña el importante rol de mantener las células de la piel unidas, como si se tratara de una especie de adhesivo, así luce más fresca y suave. Además, este antioxidante posee una enorme capacidad de retención de agua en las células, lo que también contribuye a lograr ese efecto de frescura en la piel. 

El ácido hialurónico está presente en cereales integrales, y en carne de cordero, ternera, pavo y pato. El consumo de patatas es importante para activar la producción de ácido hialurónico y el consumo de espinacas y coliflor para sintetizarlo. 

Ácidos grasos esenciales

Los dos ácidos grasos clave son omega-3 y omega-6. La mayoría de la gente consume mucho omega-6 debido a que se encuentra en alimentos de consumo regular, tales como los aceites de cocina, las carnes de aves, los granos y otras comidas. El omega-3 se consume mucho menos. Este puede encontrarse en salmón, sardina, caballa, semilla de lino y aceite de lino, principalmente. 

El beneficio de estos nutrientes para la piel es que combate la sequedad y la inflamación. También facilita su limpieza gracias a la producción de una grasa corporal más suave y fluida.

Los cinco alimentos para la piel más nutritivos

Entre los citados, los alimentos que poseen la mayor cantidad de nutrientes favorables a la piel son los siguientes: 

  • Los frutos secos (almendra, cacahuete, nuez, pistacho; y semillas de girasol, de lino y de sésamo). Estos contienen muchos de los nutrientes mencionados.
  • El aguacate, que posee seis nutrientes.
  • El brócoli, que contiene al menos seis nutrientes.
  • La espinaca, con presencia de cinco nutrientes.
  • El kiwi, con cuatro nutrientes.

Ahora que ya conoces los alimentos beneficiosos para la piel te invitamos a que descubras nuevos sabores y combinaciones, estamos seguros de que, además de ayudarte a mantener una piel joven y saludable, te sorprenderán culinariamente.

¡Comparte esta noticia!